Un aula virtual para los cursos de periodismo de la UCR. Acá podremos aprender a ejercerlo, analizar casos y compartir experiencias.

18/5/08

Johnny Chaves: El “europeo” del fútbol nacional

Con licencia deportiva UEFA A es uno de los técnicos más preparados de nuestro medio


Simone Martín S.


Una formación profesional en materia del balompié en Alemania y Holanda, un estilo de juego holandés adaptado al futbolista latinoamericano y disciplina (mucha disciplina) son las claves del éxito de Johnny Chaves. Director técnico, preparador físico y entrenador de porteros, es imagen del profesionalismo que se debe tener en nuestro fútbol.

Nacido en San José, es el mayor de 4 hermanos, su infancia la vivió en Hatillo, zona de cafetales, y desde joven el fútbol se fue convirtiendo en su pasión. "Recuerdo que hacíamos canchas con bambú y jugábamos con mis amigos, pasábamos todo el día en eso".

Estricto, exigente, enojón, aficionado al baile moderno (pero no practicante), al cine y al arte, y seguidor de la agrupación Iron Maiden, Johnny Chaves, de 46 años, ha estudiado todo lo que sabe de fútbol en Europa, y hoy por hoy, es tal vez el técnico más capacitado de nuestro país.

Un Bachillerato en Educación Física de la Universidad de Costa Rica; una Especialidad en Entrenamiento de Fútbol de la Universidad de Leipzig en Alemania; tres licencias internacionales de entrenador -A, B y C- de la Federación Holandesa de Fútbol; y otras capacitaciones en Europa y Latinoamérica, son la formación de este costarricense, que además del español, habla inglés, holandés y un poco de alemán.

Además del conocimiento adquirido como entrenador, Chaves ha sido portero de primera y segunda división en clubes como Sagrada Familia, la Universidad de Costa Rica, el Toronto de Canadá, y seleccionado nacional sub 20, lo que según él le aportó la experiencia vivencial del fútbol.

Campeón del torneo de apertura 2004 con Pérez Zeledón desempeñando la función de asistente técnico, tomó la dirección del mismo equipo la siguiente temporada y alcanzó llegar hasta la final del torneo. "Recuerdo esa temporada especialmente porque fue el primer año bajo mi filosofía, y estuvimos a treinta segundos del título"

Rolando Escalante, amigo desde hace 30 años, y asistente en la dirección técnica, lo reconoce como un profesional muy claro en sus ideas, estricto en lo deportivo, pero loco por el fútbol, y enojón en muchas oportunidades.

"Soy estricto, busco que el jugador sea lo más profesional posible, esto es una profesión seria y en la semana hay que construirlo. Soy muy explosivo en mi carácter y reacciono muy fuerte, pero esa es mi naturaleza"

Actual entrenador de la Universidad de Costa Rica, Chaves tomó el equipo con probabilidades de descenso en el último lugar del Torneo de Invierno 2007, y logró dar un salto cualitativo y clasificar a la Universidad a la etapa final del Torneo de Verano 2008, ubicándola como cuarta entre 12 equipos.

El dirigir a la Universidad fue un deseo propio por volverse a poner la camiseta de la institución que le inició en su educación, y en la cual militó tres años como portero del Club, en ese entonces en segunda división.

La escuela europea está muy presente en la filosofía de trabajo de Chaves, quien desempeña tres funciones diferentes dentro del cuerpo técnico: estratega, preparador físico y de porteros.

"En Holanda todo es muy integrado, me prepararon en la parte táctica y física, con lo que he desarrollado un modelo íntegro de trabajo, y hasta el momento me ha dado resultados".

Sus jugadores opinan de él como alguien con mucha disciplina, pero también con buen trato hacia sus dirigidos. Meticuloso y calculador, plantea todos los partidos de una manera diferente, y al primer día de entrenamiento, presenta la planificación del trabajo de toda la semana.

Es un personaje que habla de frente con sus jugadores, y siempre motiva la competencia interna y el máximo esfuerzo de cada quien, una de las claves que le han permitido acumular éxitos en la profesión, según él mismo afirma.

Padre de un hijo, soltero toda la vida, pero viviendo un noviazgo, Johnny Chaves tiene otro deporte que le apasiona además del fútbol: el ajedrez. "Incluso participé a nivel competitivo, y siempre trato de jugar en Internet".

Con una carrera apenas iniciándose en la parte técnica, quiere obtener mayores logros: le interesaría en algún momento dirigir en el extranjero y estar al frente de la Selección Nacional.

Considera que la preparación académica y la capacitación profesional son fundamentales para el éxito en el fútbol, una profesión donde hay que tomar las cosas con seriedad.

Cuando deje su pasión espera poder cumplir otro sueño: viajar y conocer el mundo.

2 comentarios:

Lucía dijo...

Simone, me gustó mucho tu semblanza, es muy entretenida de leer. Lo único que me hubiera gustado sería saber por qué actos dicen y Chávez mismo dice que es enojón y de carácter explosivo. Tal vez que algúnjugador o amigo hubiera contado una anécdota.

Es como dijo la profe, no hay que decir que algo es bueno o malo sino darle los datos al lector y que éste llegue a tal conclusión.

Otra duda, ¿se puede citar solo entre comillas y no poner el verbo dijo tal?

Pilar dijo...

Coincido con Lucy, me quedé esperando que un jugador de la U o del Pérez me dijera: "una vez en el camerino..", "aquella vez cuando perdimos...".
Porque sin comprobar los datos me parece que suena a prejuicio.

Ahora, me hubiera gustado saber cómo llegó él hasta Europa. ¿Una beca, financiado, pudo pagar él sus estudios?

Sin embargo, sí me da la idea de ver a un técnico poco amigo de las palabras y de las anécdotas (y por experiencia sé que algunos técnicos son ariscos con la gente joven, o con sus propios jugadores).

En general, me parece que puedo obtener de su semblanza un perfil profesional del técnico de la U.
: )